Marco histórico jurídico Autonomía

La Constitución Política de Nicaragua reconoce la multietnicidad, pluriculturalidad y el establecimiento de un régimen de Autonomía para las Comunidades de la Costa Caribe de Nicaragua que implica un otorgamiento de personalidad jurídica de Derecho público que les da capacidad de ejercer Derechos, contraer obligaciones y ejercer jurisdicción como ente público territorial. Con potestad de crear actos legislativos regionales (resoluciones u ordenanzas) para ser aplicadas dentro del territorio de las Regiones Autónomas en las materias que competen a las mismas; y tener una organización administrativa pública propia.

Este estatus jurídico de autonomía, es la culminación de un largo proceso de búsqueda de paz, unidad nacional y reconciliación entre las familias y comunidades costeñas por medio del cual se puso fin a un intenso periodo marcado por conflictos armados, enfrentamientos políticos y desencuentros históricos. Proceso que contribuyó a la promoción de nuevos valores de convivencia social en la sociedad nicaragüense tales como: la fraternidad, la igualdad, la libertad, el respeto entre los pueblos y comunidades; entre éstos y el resto de la sociedad nacional bajo el principio de unidad en la diversidad.

La autonomía regional multiétnica como forma de ejercicio del Derecho de libre determinación, se enriquece en la medida en que articula la gestión del Estado al gobierno comunal tradicional. Se requiere sin embargo, de mucha madurez política para articular, coordinar, concertar y no imponer. Las potencialidades en conocimientos, prácticas, saberes y experiencias en las comunidades facilitan la gestión local cuando son respetadas. 

En este contexto, las reformas legales contribuyen de forma decisiva a reconocer los Derechos indígenas individuales y colectivos, sin embargo, deben acompañarse de un proceso de construcción de ciudadanía en el cual se fortalece la identidad colectiva y se garantiza mecanismos y espacios de participación real en la gestión pública para los pueblos indígenas, en la cual los costeños y costeñas jugamos un papel preponderante en la construcción de la autonomía regional multiétnica mediante el acompañamiento a procesos de gestión, formación, e incidencia social y comunitaria.

Galeria de Imagenes: