Juventud y la Autonomía

Los y las jóvenes de nuestro país representan cerca del 50% del padrón electoral, cerca del 36 % de la PEA y el 24 % de la población total, por lo que su participación política y relación con el Gobierno y resto de la sociedad son claves para el fortalecimiento de nuestra democracia y desarrollo sostenible. A pesar de su importancia como grupo poblacional, la juventud está fuera de los espacios de toma de decisiones y no cuentan con representación proporcional en las arenas políticas.
 
En la Costa Caribe Nicaragüense, la situación es similar. Los retos y desafíos para la implementación de la Autonomía Regional Multiétnica, descansa en los y las jóvenes costeños como protagonistas claves de este proceso. Si bien, en los últimos años en la región se han promovido programas para canalizar las preocupaciones, demandas y aspiraciones más sentidas de los jóvenes, es agenda pendiente  la consolidación de la relación con las instancias de gobierno y la comprensión de parte de los jóvenes de lo que representa la autonomía regional multiétnica para el pueblo costeño.
 
Es por ello que  la  educación y capacitación juegan un rol preponderante en donde el Estado,  ONGs, Sociedad Costeña y Universidades deben de articulan esfuerzos con el sistema educativo técnico formal para dotarlos de capacidades y habilidades necesarias para participar activa y propositivamente en los diferentes espacios de incidencia y toma de decisiones. En ese particular, la Universidad URACCAN, a través de los programas de Educación Continua y la Escuela de Liderazgo, aporta al proceso de autonomía mediante la formación de jóvenes con conocimientos, saberes y prácticas, con un sentido de emprendedurismo y responsabilidad para con la Madre Tierra y con la colectividad.
 
Indicadores: